En un post anterior hablábamos sobre los principales beneficios de la dieta mediterránea, basada en alimentos como; aceite de oliva, pescado, verduras y cereales.

Queremos proponeros algunas recetas básicas de la dieta mediterránea que podáis incluir a vuestra dieta, por la sencillez de las mismas.

1. El pescado es un elemento que no puede faltar en nuestra dieta, para ello te recomendamos el Salmón, que se puede incluir en diferentes platos como aperitivos, ensaladas, incluso platos principales. Además de ser beneficioso para la salud gracias a un bajo contenido en grasas, rico en proteínas y omega3. Uno de nuestros preferidos es salmón a la plancha acompañado de puré de patatas, es un plato ligero con muchos beneficios para la salud del corazón y fácil de preparar.

2. Un clásico de esta época son las cremas de setas, calabaza, zanahoria o espinacas, que con la materia prima adecuada se pueden obtener resultados extraordinarios. Además que es muy sencillo, sólo hay que limpiar las verduras en cuestión e introducirlas en un olla con aceite y sal, tras dejarlo cocer 25 minutos a fuego medio. Después ha de triturarse todo hasta lograr una mezcla homogénea, se le puede añadir un poco de leche para que quede más uniforme. Los tropezones de pan tostado quedan muy bien con este tipo de cremas. ¡Un plato calentito para estos días de frío!

3. ¿Qué sería de la dieta mediterránea sin verduras? La mejor forma de preservar todo su sabor y nutrientes es hacerlas al vapor o al horno. La primera no tiene mayor ciencia que la de hervir agua y encima colocar las verduras en una rejilla, las verduras al horno se limpian antes de colocarse formando capas en una bandeja con un poco de aceite. Se introduce la misma en el horno a 250 ºC y se dejan hornear durante ¾ de hora.

Esperamos que os gusten estos básicos de la cocina mediterránea, si tenéis alguna receta no dudéis en compartirla con nosotros.

Si quieres degustar auténticos platos mediterráneos, no puedes dejar de visitar nuestro restaurante Barcelona: Restaurante Ferran.