En el verano nada apetece más que una paella para compartir con la familia y amigos. Este referente de la gastronomía española protagoniza desde comidas domingueras con los más cercanos a fiestas en las que se reúne todo el barrio.

Tanto es así que el arte de hacer paella se convierte en todo un espectáculo al aire libre, en el que en una enorme paellera se va cocinando a fuego lento el esperado manjar.

Con paciencia esperan a su alrededor los comensales dispuestos a hincarle el diente.

En algunos barrios esta tradición cada vez suma más aficionados y requiere de gigantes paellas, suficientes para proveer de raciones a miles de personas.

La paella,  la reina de las fiestas.

Este fin de semana en las fiestas del Clot celebraron el fin de fiestas con una gran paella popular para unas 200 personas, para la que fueron necesarios entre 25 y 30 kg de arroz y 2 horas para su preparación. A pesar de que se ha contratado un cocinero profesional para su elaboración su coste tan sólo suponía 10 euros, incluyendo bebida, ensalada, pan y postre.

Y es que, ¿Quién puede resistirse a una paella en verano? Cada vez son más los aficionados de este plato, que se excusan con cualquier motivo para disfrutar de una buena paella.

En el Gótico de Barcelona también podrás disfrutar de excelentes paellas, platos estrella. El Restaurante Ferrán os ofrece una selección de los mejores vinos para acompañar el menú que no podrás olvidar. ¡Reserva ahora tu mesa!

Somos amantes de la cocina mediterránea, nuestras paellas están elaboradas de forma tradicional con productos de primera calidad.