El barrio Gótico de Barcelona se ubica junto al restaurant la rambla y a la Plaza de Cataluña. Este barrio es una de las zonas más antiguas y que envuelve mucha historia de la ciudad condal.

Conocer el barrio Gótico de Barcelona puede ser una de las experiencias más enriquecidas entre callejuelas, plazas y monumentos que esconden su historia y un pasado interesante.

Pasear por el barrio Gótico de Barcelona puede trasladarte a varios siglos atrás porque es uno de los paseos con más encanto de la ciudad condal. Esto se debe a que los orígenes del Gótico se remontan a la antigua Barcino romana.

En la actualidad, se conservan algunos restos de esa antigua Barcino romana, por ejemplo, en la calle del Paradis, se encuentra el Templo de Augusto un lugar donde podrás apreciar las cuatro columnas que se mantienen erguidas.

El barrio Gótico de Barcelona es una visita obligada para todos los turistas que quieren conocer la Barcelona medieval, hacer un viaje al pasado y disfrutar de un recorrido lleno de historia.

La Barcelona Medieval puede establecerse en un mapa con siglos de antigüedad y cientos de tesoros que puedes descubrir con cada paso. Uno de los monumentos imprescindibles en pleno corazón del Barrio Gótico es la catedral de Barcelona que data desde el siglo XIV.

Detrás de la catedral, se encuentra el viejo palacio de justicia de Barcelona, en el cual, podrás tocar un viejo buzón labrado en piedra con un curioso mensaje detrás que no puede faltar en tu álbum de fotos. Tiene esculpido unas aves y una tortuga que simbolizan una crítica a la justicia y la lentitud de los procesos judiciales.

Un paso por la calle del obispo o carrer del Bisbe, es sinónimo de encanto. Se encuentra el Pont del Bisbe y muy próxima esta la Plaza de Sant Jaume que alberga al Ayuntamiento y la Generalidad de Cataluña, dos edificios representativos de la ciudad condal.

Los alrededores del barrio Gótico de Barcelona están llenos de rincones con toques especiales, por ejemplo, la plaza de San Felipe Neri con una fuente que te trasladará a la historia más pura de los restos del bombardeo aéreo de la Guerra Civil en la puerta de la Iglesia de San Felipe.

Otro rincón que no puede faltar en el itinerario es la Plaza del Rei que alberga al Museo de Historia de Barcelona, ideal para conocer al detalle la historia de la ciudad.

También encontrarás la Iglesia de Santa María del Pi donde podrás compartir con artistas callejeros que exponen sus trabajos, artesanías y puestos de comida orgánica.

El barrio Gótico de Barcelona es una de las zonas más interesantes, y además de los mencionados lugares, podrás hacer diferentes rutas según tus intereses en Barcelona. Eso sí, la mejor forma de conocerlo este barrio, es dando el primer paso y deleitarse por cada una de sus callejuelas hasta perderte en cada rincón de historia barcelonés. Post en colaboración con los cursos de coaching.