¿Tienes pensado viajar a Barcelona próximamente? ¡No te olvides de incluir una ruta por el Barrrio Gótico! Es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, que enamora a los turistas y siempre guarda alguna sorpresa para aquellos que recorren sus calles con frecuencia.

El Barrio Gótico es el centro histórico, por lo que sus calles han sido testigo durante años de diferentes acontecimientos. Si queremos saber cómo se ha llegado al entramado que hoy entendemos por Barcelona.

¿Qué mejor lugar para comenzar nuestro trayecto que la Catedral de Barcelona? Uno de los símbolos más significativos del Gótico. Una vez hayas disfrutado de la majestuosa fachada, te recomendamos que accedas por la calle del Bisbe al interior de la Catedral, en el que destaca el claustro.

La Plaça del Rei es un magnífico lugar para comenzar el trayecto, como podréis intuir por su nombre este lugar ha sido testigo del paso de varios reyes medievales. Bajo los adoquines de la misma se encuentran los restos de lo que fue la ciudad romana de Barcino, que podéis ver en el Museo de Historia de la Ciudad.

Podréis seguir por Plaça de Sant Jaume, en la cual se ha situado el poder político desde la época romana hasta el día de hoy, presidido por el Ayuntamiento de Barcelona y el Gobierno de la Generalitat de Catalunya.

Estos lugares son una belleza, pero Barcelona aún tiene más que ofrecerte. La Basílica de Santa Maria del Mar es conocida como “la Catedral del Mar”, protagonista de una novela de Idelfonso Falcones. Su arquitectura es muy diferente a la presentada por La Catedral de Barcelona, con un gran rosetón en la fachada y numerosas vidrieras que consiguen que este espacio destaque por su luminosidad.

Después de esta larga caminata es probable que os quedéis exhaustos y hambrientos. ¡No os preocupéis! En nuestro restaurante Barcelona está a unos pasos, para que podáis terminar este descubrimiento como se merece, con platos cinco estrellas por su puesto. Puedes reservar tu mesa a través de nuestro formulario online.